La importancia de la actividad física durante la tercera edad

Abundantes estudios han probado hasta el momento que el ejercicio semeja tener un efecto positivo en la prevención de la decadencia cognitiva y la demencia en edades avanzadas. Ahora una investigación global ha profundizado en el tema para explorar de qué manera el ejercicio afecta al metabolismo del cerebro y logra ese efecto positivo.

Para hacerlo, un equipo compuesto por gerontólogos y médicos deportivos ha examinado el efecto de practicar ejercicio de manera regular sobre el metabolismo cerebral y la memoria de sesenta personas entre sesenta y cinco y ochenta y cinco años, escogidos al azar en un ensayo clínico. Con los participantes escogidos, los examinaron pausadamente estableciendo factores relacionados con el movimiento, su salud cardiopulmonar y su desempeño cognitivo.

deporte en la tercera edad

Además de esto, se usaron tomografías por resonancia imantada (TRM) y espectroscopías por resonancia imantada (ERM), 2 técnicas diferentes de imagen médica, para examinar el metabolismo y la estructura del cerebro.

Una vez examinados, se solicitó a los participantes que montaran en una bicicleta estática treinta minutos al día, 3 días por semana a lo largo de un periodo de doce semanas. Las sesiones se amoldaron al rencimiento de cada uno de ellos, y se les volvió a examinar al final del programa de ejercicios para determinar qué efecto había tenido sobre el metabolismo y estructura cerebrales, como sobre sus capacidades cognitivas.

Control de una substancia llamada colina

El resultado que observaron fue que el ejercicio influye en el mecanismo del cerebro pues previene un incremento en la concentración de colina, un nutriente esencial para la salud cerebral, mas cuya concentración excesiva es en ocasiones resultado de un incremento en la pérdida de células inquietas, algo que ocurre por servirnos de un ejemplo con el alzheimer.

Conforme los resultados, los voluntarios del conjunto que hizo ejercicio mostraron unos niveles de concentración de colina estables, al paso que los del conjunto de control que no hicieron ejercicio presentaban niveles de concentración de colina en incremento.

Asimismo, y esto resulta menos sorprendente, los participantes que hicieron ejercicio mostraron una mejora en el desempeño cardiopulmonar y en su estado físico generalmente. En resumen: hacer ejercicio a edades avanzadas no solo mejora el estado físico general, sino asimismo semeja resguardar las células del cerebro frente a los daños ocasionados por la edad y por ciertas enfermedades degenerantes.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars Votos: 1 (Promedio de 5,00 en un total de 5)
Cargando…

Deja tu comentario