Llega el verano y la famosa operación bikini

Se aproxima el verano y toca recobrarse de los excesos cometidos a lo largo del invierno. Las fiestas, las vacaciones de Semana Santa, el frío… existen muchos motivos que nos han hecho poner unos kilogramos de más, y ahora tenemos prisa por perderlos.

No obstante, no hay que cometer insesateces. El truco es un cambio de hábitos, ese es el primer consejo para lograr el éxito: la operación biquini no debe tener un punto final.

dieta de operacion bikini

Si comenzamos ahora en verano vamos a estar un tanto mejor, en otoño mejor todavía, y probablemente para el verano del año próximo hayamos logrado un estado perfecto que sostendremos tanto tiempo como nos planteemos.

El segundo consejo asimismo es incontestable: hay que hacer ejercicio. No se trata de machacarse una hora diaria en el gimnasio a las primeras de cambio. Nuestro cuerpo no está habituado, ni sostendremos la motivación bastante tiempo. Hay que empezar poco a poco, poniéndonos objetivos que vayamos a cumplir. Podemos iniciar andando deprisa dos ratos por semana, para entonces ir incrementando el ejercicio en tiempo y también intensidad conforme el cuerpo nos solicite más actividad.

Tanto para conseguir estar en forma para sacar adelante las rutinas de ejercicio, una buena nutrición va a ser clave. El truco no son los regímenes prodigiosas ni comer menos. El truco es comer bien.

Es esencial suprimir comidas (¡y bebidas!) muy caloríficas que no nos aporten nutrientes. Una buena rutina para esto es eludir esos “ataques” de media mañana y tarde.

Para llenarnos de sabor en esos instantes, una buena opción son las barras energéticas, que podemos llevar en cualquier situación, cuentan con múltiples sabores originales para irlos alternando, y efectúan un esencial aporte de proteínas,imprescindibles para nuestro cuerpo.

De esta forma nos vamos a ir habituando a efectuar cinco comidas cada día, consiguiendo conque comidas y cenas sean menos abundantes, y nuestro estómago asimile todo con más calma.

Como veis no se trata de privarse de nada, sino más bien de efectuar nuestras acciones con sensatez. No hay que parar de salir con nuestros amigos, sino más bien solicitar platos más sanos cuando comemos fuera, substituir bebidas alcohólicas, refrescos y jugos por bebidas con menos calorías (¡comer con agua es muy sano!).

En verdad, es esencial sostener nuestra visa social y un ánimo alegre. Sentirnos positivos nos va a ayudar a sostenernos incesantes en nuestro reto (como en otro que nos planteemos), y eludir la ansiedad o bien el tedio asimismo evita esas incursiones a la cocina que pretenden nutrir el ánima, y no el cuerpo. Si eres de esas personas que es inútil de separar su estado de ánimo de la cocina, entonces quizás el yoga o bien otra actividad que revitalice la psique puede asistir más de lo que crees en tu operación biquini.

En suma, una buena operación biquini no se trata de padecer, sino más bien de todo lo contrario: de sentirse bien. Y para esto la manera más fácil y también inteligente es sentirse un tanto mejor día tras día.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars Votos: 1 (Promedio de 5,00 en un total de 5)
Cargando…

Deja tu comentario